Informe Estadístico del Parque Nacional Tierra de Fuego Prácticas educativas participativas para la conservación y el desarrollo sustentable en el Parque Nacional Tierra del Fuego

La Ley General del Ambiente N°25.675 establece en su artículo 14º que “La educación ambiental constituye el instrumento básico para generar en los ciudadanos, valores, comportamientos y actitudes que sean acordes con un ambiente equilibrado, propendan a la preservación de los recursos naturales y su utilización sostenible, y mejoren la calidad de vida de la población”.

En el mundo existen más de 100.000 áreas protegidas, de las cuales el 12,2% son áreas terrestres (PNUMA-CMVC, 2008). Un área protegida puede ser definida como un “espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados» (Dudley, 2008). Una de las categorías de área protegida, son los parques nacionales.

En las áreas protegidas existen pautas de comportamiento que mantienen coherencia con sus principios y funciones. El conservar y proteger el patrimonio cultural y natural depende de la conciencia y el actuar de todos. En primer término, es fundamental considerar el principio de prevención con el fin de evitar riesgos e impactos socioambientales no deseados. Entre las normas establecidas en un área protegida se encuentran: no está permitido hacer fuego en lugares no habilitados, cumplir con los horarios de cierre de senderos, no ingresar con mascotas, respetar las instrucciones del guardaparque, evitar ruidos molestos, regresar con todos los residuos generados, no alimentar a la fauna nativa, entre otras.

El Parque Nacional Tierra del Fuego (PNTDF), resulta uno de los pocos espacios  verdes para recreación con la que cuentan los fueguinos, aunque esta función tiene que compatibilizarse con los objetivos de conservación. Dada su cercanía con las proximidades de la Ciudad de Ushuaia, es un espacio muy utilizado con fines recreativos, ya que permite el acceso de todos aquellos que quieran visitarlo aunque su motivación no sea para disfrutar de la naturaleza. Si bien, es posible practicar diferentes actividades, ya sea en familia, con amigos y con fines educativos, consideramos que el correcto uso del Parque dista mucho del que se le da diariamente.

Por tal motivo, es que a un grupo de docentes de diferentes áreas y modalidades, enmarcados en el proyecto denominado “Prácticas Educativas Participativas para el desarrollo sustentable del Parque Nacional Tierra del Fuego” (BIRF 7520 – AR – Manejo Sustentable de Recursos Naturales “Componente 3 Áreas Protegidas y Corredores De Conservación” Desarrollo de Actividades Sustentables – DAS) , que busca confeccionar material didáctico sobre los diferentes recursos de la isla, llevamos adelante una encuesta respecto del uso del Parque que nuestros estudiantes realizan, como también indagamos sobre el conocimiento que los jóvenes puedan tener sobre el Parque Nacional y la función que cumple como área protegida  con relación al sistema educativo .

 

No todo lo que reluce es….reciclado


REGLA DE LAS TRES ERRES

La regla de las tres erres, también conocida como las tres erres de la ecología o simplemente 3R, es una propuesta sobre hábitos de consumo, popularizada por la organización ecologista Greenpeace, que pretende desarrollar hábitos generales responsables como el consumo responsable. Este concepto hace referencia a estrategias para el manejo de residuos que buscan ser más sustentables con el medio ambiente y específicamente dar prioridad a la reducción en el volumen de residuos generados. Durante la Cumbre del G8 en junio de 2004, el Primer Ministro del Japón, Koizumi Junichiro, presentó la Iniciativa tres erres que busca construir una sociedad orientada hacia el reciclaje.

Reducir
Si reducimos el problema, disminuímos el impacto en el medio ambiente. Los problemas de concientización, habría que solucionarlos empezando por ésta erre. La reducción puede realizarse en 2 niveles: reducción del consumo de bienes o de energía. De hecho, actualmente la producción de energía produce numerosos desechos (desechos nucleares, dióxido de carbono…). El objetivo sería:
Reducir o eliminar la cantidad de materiales destinados a un uso único (por ejemplo, los embalajes).
Adaptar los aparatos en función de sus necesidades (por ejemplo poner lavadoras y lavavajillas llenos y no a media carga).
Reducir pérdidas energéticas o de recursos: de agua, desconexión de aparatos eléctricos en stand by, conducción eficiente, desconectar transformadores, etc.
Ejemplo: reducir la emisión de gases contaminantes, nocivos o tóxicos evitará la intoxicación animal o vegetal del entorno si llega a cotas no nocivas. Países europeos trabajan con una importante política de la reducción, y con el lema: La basura es alimento (para la tierra) producen productos sin contaminantes (100% biodegradables), para que cuando acabe su vida útil no tenga impacto en el medio, o éste sea lo más reducido posible.

Reutilizar

Segunda erre más importante, igualmente debido a que también reduce impacto en el medio ambiente, indirectamente. Ésta se basa en reutilizar un objeto para darle una segunda vida útil. Todos los materiales o bienes pueden tener más de una vida útil, bien sea reparándolos para un mismo uso o con imaginación para un uso diferente.
Ejemplos: Utilizar la otra cara de las hojas impresas, rellenar botellas.

Reciclar

Ésta es una de las erres más populares debido a que el sistema de consumo actual ha preferido usar envases de materiales reciclables (plásticos y bricks, sobre todo), pero no biodegradables. De esta forma se necesita el empleo de personal y energía en el proceso.
Ejemplo: El vidrio y la mayoría de plásticos se pueden reciclar calentándolos hasta que se funden y dandoles una nueva forma. Es como utilizar algo de su principio, aunque la eficiencia no es del cien por cien en general. En el caso del vidrio en concreto, sí es completamente reciclable: de una botella se podría obtener otra botella.

DESCARGAR GUIA DE CONSUMO DE GREENPEACE

¡LEY DE BASURA ELECTRONICA YA!


Débora Giorgi bloquea la Ley de Basura Electrónica beneficiando a intereses norteamericanos. Participá y evitalo.

Deja tu firma AQUI

Los residuos de pilas, celulares y otros aparatos electrónicos, si no reciben un tratamiento adecuado, contaminan el agua, el aire y la salud de la gente.

Los diputados pueden detener este peligro aprobando la Ley de Basura Electrónica antes de que el proyecto caiga el 30 de noviembre. Pero, la Ministra de Industria, Débora Giorgi, está bloqueando la ley para que no sea sancionada. Su freno beneficia a las empresas que hoy se niegan a tratar y a hacerse responsables económicamente de sus propios residuos, entre ellas, las pertenecientes a la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la República Argentina.

Exigile ahora a la Ministra Débora Giorgi que deje de bloquear la aprobación de la Ley de Basura Electrónica y de favorecer intereses norteamericanos. Completá el formulario y al hacerlo le vas a estar enviando una carta con este reclamo directamente a su casilla de correo.